Delizius Deluxe

Consejos sobre jamón

Cómo empezar un jamón

Cómo empezar un jamón

Lo imprescindible para empezar a cortar su jamón de Jabugo es colocarlo en un soporte jamonero y utilizar un cuchillo jamonero específico. Estos cuchillos se caracterizan por ser de hoja fina y larga, lo que les confiere la flexibilidad necesaria para el corte. También necesitaremos un cuchillo corto para limpiar el jamón y retirar parte de la grasa.

Si vamos a consumir el jamón durante un período largo de tiempo, lo mejor es colocar la pezuña hacia abajo. De esta forma empezaremos por la babilla, que suele secarse antes que la maza, que es la parte superior donde se acumula la mayor cantidad de carne.

Una vez colocado el jamón en el jamonero, lo primero es limpiar la corteza y la grasa amarillenta. Reservaremos la grasa para tapar el jamón de Jabugo una vez hayamos acabado de cortar. Luego practicaremos una incisión profunda en la caña que utilizaremos como tope para empezar el loncheado.


Cómo cortar un jamón
Cómo cortar un jamón

Cómo cortar un jamón

Ahora que ya estamos preparados para empezar a lonchear, lo primero es tener en cuenta que el corte siempre se realizará de forma horizontal y con el cuchillo en dirección opuesta al cuerpo. Procuraremos no poner las manos en la dirección del cuchillo en ningún momento para evitar accidentes. Hay que cortar con delicadeza y seguridad.

Cuando el cuchillo entre en contacto con la carne, hay que practicar una ligera incisión inclinada. Después giraremos la hoja para ponerla plana respecto al jamón y con un ligero vaivén iremos desprendiendo el jamón en lonchas finas pero no muy largas.

El jamón puede aprovecharse todo. Cuando acabe con la babilla, dele la vuelta a su jamón para empezar con la maza. Las piezas más difíciles de cortar pueden hacerse a tacos para multitud de recetas. Recuerde cortar con seguridad y disfrutar de su jamón de Jabugo en su totalidad.


Cómo consumir jamón de jabugo

Cómo consumir jamón de jabugo

El jamón de Jabugo debe consumirse a unos 21ºC de temperatura ambiente para que la grasa libere todo su sabor. Las lonchas deben ser lo más finas posible para poder degustar el jamón al máximo.

Si bien sólo el jamón de Jabugo es un producto excelente por sí solo, puede maridarse con multitud de sabores, siempre teniendo en cuenta que el sabor secundario nos ayude a potenciar el del jamón. El maridaje de jamón es todo un arte en sí mismo y le animamos a probar su combinación favorita.

Además del clásico maridaje con vino tinto, recomendamos combinarlo con cerveza, cava y vinos rosados o blancos para abrir boca con la acidez de estos productos y potenciar el sabor más graso del jamón de Jabugo.


Delizius Deluxe

Jamón de Jabugo

Tradición milenaria en su mesa